HELIX

Helix ha sido imaginado para el descanso y la contemplación. El proyecto nace como una iniciativa independiente con la voluntad de establecer una relación de respeto entre el individuo y el paisaje. Una micro-arquitectura que se implanta de manera no agresiva en el entorno natural y media entre ambas partes, la observadora y la observada. Un refugio nómada que explora nuevas formas de construcción de un hábitat más efímero y pasajero.

Este prototipo es también un capítulo dentro del ejercicio experimental que desarrollamos como estudio, en el que indagamos sobre la relación entre la arquitectura y sus medios de producción y, más concretamente, sobre la autoproducción de la arquitectura en todas sus etapas, desde el diseño hasta la fabricación. En esta línea, nos gusta trabajar con una escala operable por un única persona, lo que nos permite explorar las posibilidades del binomio arquitectura-individuo como una máquina autónoma. También consideramos preferible trabajar con materias primas que son el subproducto de otros procesos industriales, comerciales, etc, como es el caso del utilizado en este proyecto: un cartón de separación en palets de almacenaje.

Helix puede ser transportado y ensamblado por una sola persona, atributos que le dan carácter de “concha de caracol” en la que se puede configurar un espacio individual. Su envolvente está formada por pirámides de cartón con orificios en sus vértices que permiten una visión parcial desde el interior, una oportunidad para fijarse en los pequeños detalles del entorno y de la naturaleza.

En su diseño, se ha tenido en cuenta que las piezas no superen el tamaño máximo para ser manejables cómodamente por una persona. Cada pirámide está marcada con un número y, a su vez, cada una de sus solapas está marcada con el número de la pirámide contigua, de manera que no es necesario un plano de montaje para ensamblar todo el refugio pues todas las piezas están referenciadas entre sí. El sistema de unión entre pirámides se resuelve a partir del pliegue de las propias solapas de cartón, evitando el empleo de un material accesorio. En el proceso de fabricación de las piezas se ha empleado tecnología de corte láser CNC de bajo consumo, buscando reducir al máximo la huella ecológica del proyecto. Al igual que en la mayoría de proyectos que desarrollamos, la maquinaria que ha participado en la creación de Helix es hardware de código abierto.

El prototipo fue ensamblado y testeado en la Sierra de Orihuela en abril de 2016, un enclave montañoso rodeado del paisaje huertano característico del sur de la provincia de Alicante (España).

 

Date

25 abril, 2016